Síntomas del SII (artículo médico)

Publicado el 24 febrero, 2021

Compartir:

En esta ocasión, invitamos a Jeannine Suárez Teran, gran profesional de la medicina digestiva a contarnos los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable.

La Dra. Suárez trabaja en en hospital de Badalona además de pasar consulta en el hospital Quirón. No te pierdas los consejos que ofrece a continuación a todas las personas que tienen SII.

 

El Síndrome de intestino irritable (SII) es un trastorno digestivo que cursa de manera crónica. Puede alternar entre períodos de remisión y de recaída de síntomas, que pueden aparecer con una intensidad y severidad variable en un mismo individuo a lo largo del tiempo. Es decir, pueden ser totalmente diferentes para cada persona.

Al haber una sintomatología tan variada, el diagnóstico se basa en clasificar a las personas en función del síntoma predominante. Para esto se consideran unos criterios clínicos bien definidos, llamados Roma IV.  

Mujer con dolor agarrándose el estómago.

Síntomas del SII

¿Cuáles son esos síntomas que caracterizan al Síndrome de intestino irritable? El que no debe faltar nunca y acompaña al resto de síntomas digestivos es el dolor abdominal a veces acompañado de la hinchazón o distensión del abdomen.

La persona debe padecer como mínimo una vez por semana dolor abdominal durante los últimos 3 meses y además, presentar dos o más de los siguientes síntomas:

  • Síntomas relacionados con la defecación (mejorando o empeorando).
  • Síntomas relacionados con un cambio en la frecuencia de las heces.
  • Síntomas relacionados con un cambio en la consistencia o aspecto de las heces.

Además, todo esto debe suceder durante al menos 6 meses antes del diagnóstico.

Ilustración Escala de Bristol

Escala de Bristol

Para poder valorar adecuadamente los síntomas anteriores la Escala de Bristol es una guía útil y fácil que orienta al facultativo acerca del aspecto de tus heces.

 

Mujer sentada con plato de comida saludable para el SII

Tipos de SII

En base a lo que explicado, el diagnóstico del Síndrome de Intestino Irritable se divide en 4 grupos:

  • SII- E: que cursa con un patrón evacuatorio en que predomina el estreñimiento.
  • SII-D: que cursa con diarrea.
  • SII- M (mixto): que alterna estreñimiento y diarrea. 
  • SII- NC sin clasificar: en el que no existe un patrón claro.

Cuando una persona presenta molestias digestivas, es fácil encasillarlo en alguno de estos grupos de SII. Sin embargo, no es un diagnóstico que se debe realizar a la ligera. Hay que profundizar realizando diferentes pruebas para descartar patologías que cursan con síntomas similares, entre ellas:

  • Celiaquía
  • Enfermedad Inflamatoria Intestinal
  • Sobrecrecimiento Bacteriano Intestinal.
  • Infecciones por parásitos o bacterias patógenas
  • Insuficiencia pancreática exocrina
  • Problemas de origen ginecológico.
  • Alteraciones tiroideas
  • Intolerancias a los azucares de la dieta como lactosa, fructosa y sorbitol.

Mujer contemplando el paisaje sentada en una roca

Alteraciones que influyen en el SII

Los síntomas son consecuencia de las diferentes alteraciones observadas en los pacientes con SII, como pueden ser:

  • En la motilidad: en el que existe un ritmo intestinal acelerado o disminuido y que conlleva a la diarrea o estreñimiento.
  • En el eje intestino cerebro: esta interacción del intestino y el cerebro por una vía que interviene en la percepción de dolor visceral. En el SII, se habla de que existe un aumento de la sensibilidad visceral. 
  • Disbiosis intestinal en relación con una alteración en la composición de la microbiota intestinal donde intervienen factores como el estrés, el ejercicio físico, el sueño y principalmente la dieta. Cuando esto ocurre la persona padece de diversas sensibilidades alimentarias. Éstas se pueden determinar mediante la dieta llamada low FODMAP, en el que se restringen carbohidratos  no digeridos por nuestro intestino y fermentables por la microbiota.
  • Otros factores que parecen relacionados pero hasta ahora no están bien dilucidados. Por ejemplo, el incremento de la permeabilidad intestinal y alteraciones en la respuesta del sistema inmunitario innato, que podrían ser responsables de un estado de inflamación de bajo grado. Esto podría explicar los síntomas extraintestinales que acompañan a muchos pacientes con SII: cansancio, malestar, dolores musculares en relación con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica, dolor de cabeza, ansiedad, estrés o insomnio, entre otros.

En consecuencia, el SII es un trastorno funcional complejo y diferente en cada persona. Por eso el tratamiento siempre debe ser individualizado y llevado por un equipo multidisciplinario que incluya al médico especialista en aparato digestivo, dietista-nutricionista y psicoterapeutas.

Referencias: Los nuevos criterios de Roma (IV) de los trastornos funcionales digestivos en la práctica clínica. Med Clin (Barc). 2017;148(10):464–468

Compartir:

Regístrate en nuestro boletín

Y recibe contenidos especiales relacionados con tus intereses.

Mejora tu salud intestinal con EMITIUM®

COMPRAR ONLINE

ENVÍO GRATIS si pides 2 cajas o más

POR TELÉFONO

De lunes a jueves: 10 – 17h. Viernes: 10h – 15h

Código nacional EMITIUM Intestinal C.N. 199375.5
Código nacional EMITIUM Balance C.N. 197521.8
También puede interesarte…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si tienes alguna duda o comentario, también estamos en: